Chuletas de Cerdo Ahumadas

Chuletas de cerdo

A continuación compartimos tres increíbles versiones de chuletas de cerdo ahumadas y daremos una receta base que se puede modificar para personalizarla.

¡Comencemos!

La clave para las chuletas de cerdo perfectas está basada en 5 pasos. Cada paso en el proceso es importante y debe seguirse en orden. A continuación los explicamos:

  • Selección
  • Sal
  • Condimentos
  • Humo
  • Salsa
Chuletas de cerdo

Chuletas de cerdo ahumadas, paso #1: Selección

Una excelente chuleta de cerdo ahumada debe comenzar con un gran pedazo de carne. Querrás una chuleta con hueso de al menos una pulgada de grueso y que pese alrededor de medio kilo.

Las dos chuletas mostradas arriba son los únicos dos cortes que uso al hacer chuletas de cerdo ahumadas. La chuleta de la izquierda es una Porterhouse mientras que la derecha es chuleta de costilla con hueso.

Estás chuletas de cerdo tienen demasiados nombres en distintos lugares, así que no te fijes tanto en los nombres. Verás muchos cortes de cerdo sin hueso etiquetados como “chuletas”; en realidad no lo son, es lomo de cerdo en cortes gruesos. Si no tiene hueso, no es chuleta.

Queremos trabajar con una chuleta grande y gruesa. Las chuletas delgadas son deliciosas pero se secan durante el paso del ahumado. Las chuletas delgadas son perfectas para un asado rápido y caliente. Si quieres ahumar una chuleta tienes que pensar en grande.

Chuletas de cerdo

Chuletas de cerdo ahumadas, paso #2: Sal

Salar la chuleta de cerdo es esencial por dos razones: sabor y humedad. La parte del sabor es bastante obvia. La sal sabe bien. La parte de la humedad viene de que la sal hace salmuera en la carne. Utilizamos un proceso de salmuera en seco porque es mucho más simple que la salmuera en húmedo.

Cada lado de la chuleta de cerdo es cubierto de una cucharadita de sal. Las chuletas de cerdo van al refrigerador por 24 horas para que la sal haga su magia. Después de 24 horas, saque las chuletas del refrigerador, enjuague bien con agua y seque con toallas de papel.

Puede ponerse creativo con el paso de la sal. Normalmente uso sal Kosher, pero le mostraré una chuleta de cerdo ahumada hecha con sal de curado más adelante.

Chuleta de cerdo con sal

Chuletas de cerdo ahumadas, paso #3: Condimentos

Este es otro lugar en el que se puede poner creativo con su técnica de chuleta de cerdo ahumada. Después de que la chuleta de cerdo haya sido salada, tendrá dos capas de sabor: carne de cerdo y sal.

Ahora puede añadir una tercera capa de sabor con su elección de sazonadores. Uso este paso para darle un poco de sabor a la chuleta de cerdo. Normalmente la espolvoreo con pimienta negra. Podría también añadir un poco de cebolla o ajo en polvo, e incluso un poco de polvo chili.

Cada lado de la chuleta de cerdo lleva un poco menos de una cucharadita de sazonadores. No querrá una capa gruesa de sazonador en la chuleta de cerdo ya que queremos que sea fácil que el humo penetre la carne luego.

Lo que no se debe añadir en este paso es más sal. La mayoría de sazonadores comerciales están cargados de sal, así que aléjese de ellos.

Chuleta de cerdo con rub

Chuletas de cerdo ahumadas, paso #4: Humo

Preparo mi ahumadora poniéndole unos dos tericios de canasta de carbón y añadiendo cinco o seis briquetas a un lado de la canasta.

Mantenga la abertura de ventilación superior completamente abierta, y la de abajo alrededor de ¼ abierta.

Añada aproximadamente un puñado de trozos de madera a los carbones y deje la parrilla reposar en una temperatura de alrededor de 250 ºF (121 ºC).

El humo es su cuarta capa de sabor. Normalmente uso pecana o nogal para ahumar. Las maderas de frutas también son una excelente elección para chuletas de cerdo ahumadas (manzano, duraznero, cerezo). Evite el mezquite.

Las chuletas de cerdo tomarán alrededor de 90 minutos para alcanzar los 130 ºF (55 ºC). Una vez lleguen a esta temperatura es momento de añadir otra capa de sabor con la salsa.

Carbón con leña

Chuletas de cerdo ahumadas, paso #5: Salsa

Solo debe recordar una palabra cuando se trata de ponerle salsa a las chuletas de cerdo ahumadas: Dulce. Una vez que las chuletas de cerdo lleguen a los 130 ºF comenzará a añadir capas de dulzura.

Su elección de salsa es bastante abierta.

La salsa de albaricoque es genial. Personalmente, prefiero un perfil más dulce. Puede obtener un asombroso sabor derritiendo conservas de manzana o melocotón en el microondas y usarlas como salsa.

Ponga una capa de salsa a 130ºF en ambos lados de las chuletas de cerdo y añada otra capa cada diez minutos hasta que las chuletas de cerdo ahumadas lleguen a los 145 – 150 ºF (62 – 66 ºC).

Ahora que hemos dado todos los pasos, usemos todo el paquete junto en un par de recetas diferentes de chuletas de cerdo ahumadas.

Chuletas de cerdo

Chuletas de cerdo ahumadas tradicionales

Póngale sal a una chuleta de cerdo Porterhouse con una cucharadita de sal Kosher en cada lado de la chuleta y deje reposar en el refrigerador durante la noche. Enjuague la chuleta de cerdo para remover el exceso de sal, seque con una toalla de papel y sazone ambos lados de la chuleta con pimienta negra.

Ahúme la chuleta de cerdo a 250-275ºF (121-135ºC) por 90 minutos hasta que alcance una temperatura interna de 130ºF (55ºC). La chuleta no se verá muy bonita en este punto… ¡pero está bien!

Aplique conservas de manzana derretidas a la chuleta por ambos lados. Aplique más conservas de manzana cada 10-15 minutos hasta que la chuleta de cerdo alcance una temperatura interna de 145-150ºF (62-66ºC).

Chuletas de cerdo Chuleta de cerdo tradicionales

En estas chuletas verá un lindo aro de humo…

… ¡y la carne estará increíblemente jugosa!

Las cinco capas de sabor se juntan en una asombrosa creación. Una chuleta de cerdo dulce, sabrosa, ahumada y salada. Es verdaderamente glorioso.

Aro de humo chuleta de cerdo

Chuletas de cerdo ahumadas curadas

Esta variante de chuleta de cerdo ahumada usa sal Morton Tender Quick. Es una mezcla de sal y azúcar con pequeñas cantidades de nitrato y nitrito que “curan” la carne de cerdo (mira nuestra opción de sal de cura). El proceso de curado le da a la carne de cerdo un hermoso color rosáceo y un distintivo sabor parecido al jamón.

Sale una chuleta de costilla con una cucharadita de Morton Tender Quick en cada lado de la chuleta de cerdo. Mientras más tiempo esté en contacto la carne de cerdo con la sal de curado, más pronunciado será el color y sabor a jamón.

Deje la chuleta de cerdo reposar en la cura al menos un día. Nosotros las dejamos reposar por dos días.

Enjuague las chuletas con agua para quitar el exceso de sal, seque con toallas de papel y sazone las chuletas de cerdo en ambos lados con pimienta negra.


Chuletas de cerdo

Ahúme la chuleta de cerdo a 250-275ºF (121-135ºC) por 90 minutos hasta que alcance una temperatura de 130ºF (55ºC).

Chuletas de cerdo

Unte la chuleta por ambos lados con miel. Aplique más miel cada 10-15 minutos hasta que la chuleta de cerdo alcance una temperatura interna de 145-150ºF (62-66ºC).

Chuletas de cerdo

El producto final es hermoso.

Chuletas de cerdo

La carne tiene un hermoso color rosa en toda la chuleta y el paquete completo de sabor es asombroso.

Chuletas de cerdo.

Toma un largo tiempo hacer estas chuletas de cerdo ahumadas, pero el esfuerzo vale la pena.


Chuletas de cerdo ahumadas rellenas

Estas chuletas de cerdo ahumadas aprovechan el tamaño de las chuletas y añaden una sexta capa de sabor con el relleno.

Comience salando una chuleta de costilla durante la noche, luego enjuagando y secando con una toalla de papel.


Chuletas de cerdo

Use un cuchillo largo y filoso para abrir la chuleta y crear un bolsillo grande.

Chuletas de cerdo

Esto es lo que buscamos.

Chuletas de cerdo

Nuestro relleno favorito es una combinación de manzanas. Cada quien tiene su opinión sobre el relleno. Esto es lo que nos encanta. Rellene la chuleta con su elección y fíjelo con un par de palillos de dientes.


Chuletas de cerdo

Sazone las chuletas rellenas con un poco de pimienta negra y ahúme hasta que alcancen una temperatura de 130ºF (55ºC). Unte las chuletas rellenas con conserva de melocotón derretida y deje las chuletas ahumarse hasta alcanzar una temperatura de 145-150ºF (62-66ºC).

Chuletas de cerdo

Son gloriosas.

Chuletas de cerdo

Abrir la chuleta realmente permite al humo penetrar más profundamente en la carne. ¡Es un maravilloso bocado con una tonelada de explosivo sabor en todas partes!


¡Ahora conoce el modelo de los cinco pasos para las chuletas de cerdo ahumadas perfectas! Puede usar nuestras recetas o cambiar las cosas para crear su propia receta de chuleta de cerdo ahumada.