6 Maneras de Cocinar Mejor el Pollo

Cocinar el pollo

Por Meathead Goldwyn

1. Asado horizontal en la parrilla

Aceite ligeramente el pollo entero (esto ayuda a disolver los sabores solubles en aceite en las especias y hierbas), agregue condimentos en la cavidad y obtendrá un mejor sabor. Pero debe cocinarse en el lado indirecto, lejos de la llama directa, en una configuración de 2 zonas. Si desea una piel realmente crujiente, a medida que la carne se acerque a 150°F (65°C), entonces en ese momento puede moverlo hacia el lado del calor directo y darle la vuelta a fuego alto durante unos minutos.

2. Asado vertical

Este método hace que se cocine uniformemente la carne y vuelve crocante la piel. Siempre y cuando usted monitoree la temperatura y llegue a 165° F (74° C apróx.), la carne estará húmeda y tierna. Por eso se recomiendan alambres verticales para asar, ya sea en la parrilla o en el horno.

3. Pollo a la Rotisserie

Este método es mejor. Sazone el interior y los jugos del pollo en estado giratorio se esparcirán alrededor de la piel pero no tantos caerán adentro.

4. El pollo cortado en mariposa

Este es aún mejor que el anterior. Tome la espina dorsal hacia fuera y aplánelo, entonces cocine con la piel hacia arriba en el lado indirecto, y después dele la vuelta con la piel hacia abajo en el lado directo durante unos minutos. Esto broncea todas las partes de todos los lados, incluso la cavidad y hace que se vea muy fresco. Puede conseguir un color de piel caoba en la piel en una parrilla de carbón.

5. El pollo dividido a la mitad

Este es mejor. Recuerde, estos son animales que no se cocinan uniformemente. Si corta el pollo en la mitad, puede usar su termómetro de lectura instantánea y vigilar la cocción, mover las piernas o las pechugas más cerca o más lejos del calor según sea necesario.

El problema con el corte mariposa o división en mitades es que los muslos se rasgan fácilmente cuando usted mueve la carne puesto que hay poca piel sostenida a las pechugas.

6. El pollo cortado en pedazos

Cortar el pollo en pedazos es el mejor método, si se hace bien. El secreto es configurar 2 zonas en la parrilla. Esto significa que un lado, el lado directo del calor, estará caliente con la llama directamente debajo, mientras que el otro lado, el lado indirecto del calor, no tendrá ninguna llama abajo.

Comience con la carne en el lado indirecto donde puede asarse suavemente desde todos los lados en 225–325°F (110–170°C), y el fondo empezará a ponerse marrón. El lado indirecto cocina por el flujo de convección de la circulación del aire. Ponga madera sobre las llamas en el lado directo y así agregará otra capa de sabor.

Usted puede monitorear cada pieza individualmente. Si utiliza un buen termómetro digital, se sorprenderá al ver qué tan diferentes pueden ser. Puede mover cada pieza más cerca o más lejos del calor directo de modo que nada se sobrecocine. A unos 150°F (65°C) mueva cada pieza con la piel hacia abajo del calor directo para que se dore. Es vital que utilice el sistema de 2 zonas para hacer que esto funcione o los bordes delgados del pollo se quemarán y la carne se secará.

Si se hace bien, tendrá partes tiernas y jugosas, marrón por todas partes con cada pieza cocinada a la perfección, una hazaña imposible de lograr si el pollo está entero.

Lo mejor de todo es que usted no tendrá que luchar cortando un pollo entero caliente.

Por Meathead Goldwyn