Salsa de barbacoa 'Kansas City'

Salsa de barbacoa 'Kansas City'

Amazingribs.com

Al pensar en salsa de barbacoa la mayoría piensa en una salsa roja y gruesa. Aunque las salsas originales de Kansas City fueron probablemente avinagradas, picantes y no dulces, similares a la salsa de barbacoa original de Arthur Bryant; desde 1970, “KC Masterpiece”, una salsa a base de tomate y dulce, ha sido el prototipo de salsas para barbacoa. Este estilo se ha diseminado de costa a costa y hoy en día, cuando se dice “salsa de barbacoa”, aunque aún quedan muchos estilos regionales y creativos, la mayoría de la gente piensa en el estilo de KC.

Las mejores salsas tienen múltiples fuentes de dulzura (azúcar morena, melaza, miel y cebolla- que se carameliza al cocinarse-); múltiples fuentes de acidez (vinagre, jugo de limón, salsa picante y salsa de carne); múltiples fuentes de picante (chile americano en polvo, pimienta negra, mostaza y salsa picante); y tienen capas de sabores que se obtienen de todos los ingredientes anteriores. El sabor también proviene de la salsa de tomate (kétchup), la salsa Worcestershire, el ajo y la sal. La mayoría de las salsas de Kansas City son gruesas y rojizas y se asientan sobre la carne sin penetrar muy profundo. Por esta razón usted no debe utilizar demasiada cantidad, sólo una o dos capas, máximo. Deje que se vea el brillo de la carne, no la ahogue en salsa.

Esta receta no es “KC Masterpiece”, pero es un clásico.

Receta

Cantidad: 6 tazas.

Tiempo de preparación: 45 minutos.

Tiempo de conservación: debido a su alto contenido de ácido y azúcar puede mantenerse en buen estado durante meses en el refrigerador.

Ingredientes
  • 2 cucharadas de chile americano en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de sal de mesa
  • 2 tazas de salsa de tomate (kétchup)
  • 1/2 taza de mostaza amarilla americana o estilo “ballpark”
  • 1/2 taza de vinagre de sidra
  • 1/3 de taza de salsa inglesa (Worcestershire o Worcester)
  • 1/4 de taza de jugo de limón
  • 1/4 de taza de salsa de carne
  • 1/4 de taza de melaza oscura
  • 1/4 a 3/4 de taza de miel *
  • 1 cucharadita de salsa picante
  • 1 taza de azúcar morena oscura (puede usar el azúcar morena clara si no tiene otra)
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 4 dientes de ajo medianos, triturados o picados

Opcional: si usted está cocinando en un lugar cerrado o si su carne no tiene mucho sabor ahumado, o si simplemente quiere agregarle más de este sabor, puede agregar 1 cucharadita de ahumado líquido o humo líquido.

Sobre el vinagre: si usted no es amante del vinagre, use solo la mitad de la cantidad pero considere que, a pesar de que la preparación puede tener un sabor agrio si la prueba sola, va perfecta en la carne.

*La miel: depende de sus preferencias, a la gente generalmente le gusta más si se agrega otra 1/2 taza de miel para un total de 3/4 tazas.

La salsa de carne: hay muchas marcas diferentes y todas tienen diferentes perfiles de sabor, pero lo que se busca aquí es la profundidad del sabor a carne y el sabor que llaman “umami”, así que use la que tenga a la mano.

La salsa picante: una salsa simple como la Tabasco está bien. Recomendamos la versión con sabor a chipotle.

El aceite: puede usar mantequilla o grasa de tocino para agregar sabor pero tenga en cuenta que puede tornarse rancia con el tiempo, y es probable que acorten la vida útil de la salsa a una semana más o menos. Utilice un aceite vegetal embotellado y se mantendrá bien por meses.

Ingrediente secreto opcional: añada 2 cucharadas de pasta de tamarindo. Este ingrediente exótico no es realmente tan exótico. Se encuentra en la lista de ingredientes de una gran cantidad de salsas de barbacoa excelentes. Tiene un sabor cítrico dulce y realmente mejora la salsa. Si no lo encuentra en una tienda india o asiática, lo puede encontrar en línea.

Pasos

1. En un tazón pequeño, mezcle el polvo de chile americano, la pimienta negra molida y la sal. En un tazón grande, mezcle el kétchup, la mostaza, el vinagre, la salsa inglesa, el jugo de limón, la salsa de carne, la melaza, la miel, la salsa picante y el azúcar morena. No es necesario mezclar concienzudamente.

2. A fuego medio, caliente el aceite en una cacerola grande. Añada la cebolla y saltee aproximadamente por 5 minutos hasta que esté suave y translúcida. Aplaste el ajo, agregue y cocine por un minuto más. Añada las especias secas y revuelva durante unos 2 minutos para extraer los sabores solubles en aceite. Agregue los ingredientes líquidos y cocine a fuego lento durante 15 minutos sin tapa para que espese un poco.

3. Pruebe y ajuste el sabor. Añada más de lo que desee poco a poco. Puede saber un poco avinagrado al principio, pero será menos evidente cuando se utilice en la carne. Siga la receta al pie de la letra la primera vez y luego ajústela a su gusto la próxima vez. Si no desea los trozos de cebolla y ajo, cuélelos, aunque ellos le dan el toque hecho en casa. Se puede utilizar de inmediato, pero es mejor cuando se deja reposar durante la noche. Puede almacenarlo en botellas limpias en el refrigerador por uno o dos meses.

Amazingribs.com